Wednesday, February 15, 2006

Montujïc Recuperará la Torre del Pabellon Sueco de la Expo del 29

El Periódico

La Montaña Olímpica El plan de usos


La obra original, de madera, fue llevada a Berga tras la muestra y destruida en los 60
La réplica estará junto al futuro Museu Olímpic, muy cerca de ubicación inicial

ALBERT OLLÉSBARCELONA
La montaña de Montjuïc vol­verá a albergar la Torre de Suecia, un monumento de _ madera construido en 1929 motivo de la Exposición Internacional de Barcelona y desmontado tras el certamen, según confirmaron ayer fuentes municipales. Una réplica de la singular obra, ubicada originalmente en los alrededores del Estadio Olímpico, detrás del Palau Nacional, será erigida junto al futuro museo Olímpico, muy cerca de la primera ubicación.
La iniciativa parte de una pro-puesta de la colonia sueca residente a ciudad que. tras diversos con­tactos con el ayuntamiento, ha fraguado en el compromiso municipal de incluir su restauración en el nuevo plan Director de la Montaña de Montjuïc, que está elaborando Barcelona de Serveis Municipals (BSM). técnicos de esta empresa pública y del área de urbanismo se reunieron ayer para estudiar la financiación de la obra a través de acuerdos con empresas, qué uso se le dará y qué punto se coloca ante la imposibilidad de erigirla en su antiguo emplazamiento, ocupado tras la remodelación del Estadi Olimpic.
Fuentes de BSM avanzaron a este diario que la opción decidida inicialmente es la de desplazar la torre al otro lado del estadio, en un espacio ubicado frente al nuevo Museu Olímpic, que se inaugurará en el 2007 entre el paseo Olimpic y la ave­nida del Estadi.
La reunión de ayer coincidió con una pregunta formulada al respecto por el grupo municipal de CiU en la comisión de cultura del ayunta­miento, en la que el concejal socialista Ferran Mascarell confirmó las negociaciones.

La torre, piramidal, de base trian­gular y hecha con madera, estaba re­matada por tres anillos y tenía tres coronas en sus costados, en repre­sentación del escudo de Suecia. La obra estaba ubicada junto al pabe­llón del país nórdico, uno de los más grandes de la exposición, estaba di­señada por el arquitecto Peder Clason y construida -también en made­ra- en forma de caja de cerillas. Am­bos elementos fueron donados a la ciudad por el gobierno escandinavo, pero no se quedaron en Barcelona.
INSTALACIÓN ESCOLAR / POCO después de la exposición se desmontaron y se reconstruyeron en la población de Berga, donde el pabellón albergó una escuela hasta la guerra civil. El conjunto fue derruido a principios de la década de los 60.
La Torre de Suecia seguirá así los pasos del pabellón alemán de la ex­posición de 1929, obra del célebre arquitecto Ludwig Mies van der Ro­ñe, desmontado tras la muestra bar­celonesa y reconstruido en 1986 por iniciativa municipal.
La Asociación de Amigos de la Torre de Suecia de Barcelona, promotora de la idea, propone instalar en el edificio un centro de encuentro de los suecos residentes en la ciudad y de intercambio cultural.
Este proyecto se suma al de recuperar otro monumento erigido en Montjuïc, en 1919, las Quatre Columnas de Puig i Cadafalch, que fue destruido durante la dictadura de Primo de Rivera. La réplica de esta obra será incluida en el plan de usos de la montaña, aunque aún carece de emplazamiento decidido.

La Iniciativa (Fotografía)
Fotografía aérea de la exposición Internacional de 1929
Futuro emplazamiento de la Torre Reconstrucción de la Torre.


Miércoles 15 de febrero se 2006 Cosas de la Vida GRAN BARCELONA paginas 47 y 48 El Periódico (en Castellano)
barcelona@jaironarvaez.com
Jairo Narvaez