Wednesday, October 12, 2005

Suecia Toma Posesión de su Terreno para la Exposición de Barcelona de 1929

Trabajo de investigación durante tres meses, esto fue en el invierno de 1996 en la ya fría ciudad de Estocolmo. ¡Qué mejor sitió para pasar el invierno que en los Archivos Nacionales del estado sueco! Allí iba yo todos los días desde la mañana hasta pasada la tarde.

El Archivo Nacional de Suecia es una de las agencias públicas más antiguas, con raíces en la edad media en el siglo XVI, el canciller Axel Oxenstierna, prescribió una nueva organización para el gobierno, interviene en los procedimientos de archivar, emitiendo las nuevas regulaciones para la cancillería el 18 de octubre de 1618 cuando él extendió la organización de la cancillería “Grabar y Guardar” los documentos nacionales. El Archivo Nacional desde ese momento es el vigilante de todos los archivos públicos de Suecia y el responsable directo de los archivos de los ministerios y agencias del gobierno, como el caso de los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores que tuve ocasión de investigar y estudiar, todos los documentos desde 1927 hasta 1931, los cuales están clasificados en tres secciones:
1- Documentos de Protocolo: dirigidos al Comité de la Exposición y Presidencia del Consejo (bestyrelsen) Estos documentos se despachaban en audiencia en el despacho del Rey de Suecia Gustavo V, (1907-1950) con el ministro sueco de Asuntos Exteriores, el ministro de Suecia en España Sr. Ivan Danielsson, y respectivos secretarios,
2- Los documentos de la Comisión de Trabajo Gestora (arbetsutskott): trataban sobre los asuntos directos del pabellón, informes del consejero comercial Winqvist en Barcelona, el arquitecto Clason, la obra y las empresas expositoras
3- Correspondencia interna de la secretaria general de asuntos exteriores, informes oficiales: Es en esta correspondencia en donde a continuación refiero los acontecimientos de las fechas de toma y posesión de los terrenos en Montjuïc, según escrito fechado en Madrid 23 de enero de 1929, haciendo publico el documento traducido del sueco al castellano.Los planos originales del arquitecto Peder Clason, como también los proyectos (5) que fueron presentados para el concurso de licitación del pabellón de Suecia para la exposición internacional de Barcelona 1929, se encuentran en otra división del archivo nacional.
.

Documento de "Légation de Suède, Madrid 23 de Enero de 1929".LÉGATION DE SUÈDE
Madrid, 23 de enero de 1929

Suecia toma posesión de su terreno
Para la exposición en Barcelona N:o 46.

Tel. 6B. 16/1 29. H 121. 2 anexos

Cuño

anotaciones ilegibles
A Su excelencia señor ministro para los asuntos del exterior
Obedeciendo un deseo de la Dirección Española de la Exposición de Barcelona; hecho llegar al representante de Suecia en España, – de la misma forma ha sido llevado a cabo, para los demás países participantes de las Exposiciones de Sevilla y Barcelona – a que su gobierno tuviera la amabilidad de tomar posesión del terreno, que se pone a la disposición de Suecia para el levantamiento del pabellón de exposiciones de este país, salí de viaje en la noche 16 del presente mes hacia Barcelona, donde desde hace varios días se encontraba ya, el consejero comercial Winqvist.
En la mañana siguiente se llevó a cabo una ceremonia en los alrededores del terreno de la exposición, en la cual con la presencia de las autoridades civiles y militares de la ciudad de Barcelona y funcionarios superiores de la exposición, el jefe de la dirección de la exposición el Marqués de Foronda con una corta alocución, hizo entrega a Suecia del terreno dispuesto para el pabellón sueco
Posteriormente yo me declare por la parte sueca, como receptor del terreno, se izó la bandera sueca en un asta colocada en el lugar.
En la noche del mismo día se ofreció con el consentimiento de la dirección sueca de la exposición de Barcelona un banquete para la dirección española de la exposición y las autoridades civiles y militares de la ciudad de Barcelona y para un total de 23 personas. En mi discurso de saludo a los huéspedes españoles exprese entre otros, un agradecimiento, por la complacencia, que por parte de la dirección de la exposición se mostrase a Suecia durante la elección del lugar para dicha exposición. El alcalde de Barcelona el Barón de Viver contestó a mis palabras, mediante una alusión a su seguridad de que la contribución de Suecia en la exposición, haría posible continuar fortaleciendo aún más los ya existentes lasos de amistad y simpatía entre Suecia y España
En la mañana siguiente se encontraba en Barcelona el jefe del gobierno español, el General Primo de Rivera. El motivo de su visita era el de pasar revista a los trabajos que se llevan a cabo para la exposición, el consejero comercial Winqvist, el cónsul de Suecia en Barcelona y yo fuimos invitados a seguir al general Primo de Rivera durante este recorrido por el territorio de la exposición, incluyendo también el terreno de la exposición sueca en cuestión. El general Primo confirmó que ningún cambio se haría con respecto a la apertura de la exposición, sino que ésta se llevará a cabo el 15 de mayo como había sido decidido, anteriormente.
Con respecto a estos acontecimientos merece la pena relatar un penoso episodio, que es representativo de hasta que grado el país se ve manejado en la época del general Primo de Rivera, a través de otro gesto demostrativo de la dictadura. Poco antes de la llegada del general a Barcelona, había surgido un conflicto salarial, una parte de los trabajadores de la exposición se declararon en huelga. En cuanto esto llegó a conocimiento del general, éste tomó, sin perdida de tiempo la decisión de preparar una especie de ordenanza, por la cual los trabajadores en huelga debían sin perdida de tiempo, regresar al trabajo, en el caso contrario un tren especial los transportaría hacia otra región del país. La queja de los trabajadores sería inmediatamente tomada como un caso en análisis neutral, pero ninguna huelga desobediente, en relación con los trabajos de la exposición, seria tolerada en regla general.
Pasados dos días del lacónico comunicado pudo el Gobernador Civil de Barcelona, constatar que el trabajo en el terreno de la exposición se llevaban a cabo de una forma totalmente normal.
El viernes, el consejero comercial Winqvist, el cónsul Nordbeck, el comité local sueco en Barcelona de la Dirección de la Exposición y yo, fuimos invitados a un banquete, al cual el general Primo de Rivera, también honró con su presencia, además, de todos los representantes honorarios de la ciudad. Tanto el Primer Ministros de España y el Presidente de la Dirección de la Exposición el Marqués de Foronda hablaron sobre Suecia con bellas palabras de elogio.
El general Primo de Rivera me había, además, invitado a que junto con los gobernadores militares y civiles de Barcelona asistiera a una cena con él, la misma noche, pero debido a la indisposición del general ésta fue cancelada.
Yo estoy convencido de que a través de estas oportunidades, que de esta forma, nos han preparado para tener contactos más estrechos, con tanto las autoridades superiores de la ciudad de Barcelona así como con aquellas dirigentes dentro de las exposiciones, se ha creado una buena base para las empresas expositoras suecas que traerá consigo buenos resultados. Yo no quiero tampoco dejar pasar el exponer la notable buena situación que el consejero comercial Winqvist ha logrado obtener dentro de las fuerzas principales dentro de las exposiciones, y la que está en gran medida llamada a facilitar su trabajo como comisario general sueco en ésta.
Para finalizar me permito hacer llegar el documento firmado durante la toma de posesión del terreno destinado para la Exposición de Suecia, junto con esto, también, hago llegar un mapa esquema de dicho territorio. (Anexos 1, 2)
firma Sr. Ivan Danielsson
De los anexos que relata el documento acompaña a continuación de este párrafo el “Anexo 1”, documento oficial de la cesión gratuita del terreno para la construcción del Pabellón y la Torre para la Exposición Internacional de Barcelona 1929. Firmado: en la ciudad de Barcelona a las doce y media del día diecisiete de enero de mil novecientos veintinueve por:


· El Director de la Exposición.
· El Ministro de Suecia.
· El Delegado de Organización y Propaganda.
· El Comisario General de Suecia.
· El Secretario Accidental de Dirección.
· El Cónsul de Suecia en Barcelona.

Siendo la primera ves que estos documentos son publicados. Queriendo dar a conocer un pasado desconocido, en defensa del patrimonio cultural de Barcelona.

Numerosos documentos oficiales, procedentes de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y de la delegación de España en Estocolmo que fueron copia en duplicado en los idiomas castellano o francés, es muy probable que hoy se encuentren en los archivos de Salamanca, llevados allí durante
la siguiente dictadura como un destierro, o como narra el Ministro Sueco en España en el episodio de 1929 con los obreros de la exposición y proféticamente con los archivos “Un tren especial los transportaría hacia otra región del país”. Otro gesto demostrativo de las dictaduras.

Por: Jairo Narváez
TALLER DE PROYECTO: barcelona@jaironarvaez.com